09 Ene 2020
Proyectos

Plaza Unirii - Bucarest, Romania

El objetivo que se perseguía era rehabilitar con gresite las olvidadas fuentes que nacen del Palacio del Parlamento y atraviesan un bulevar en el centro de la capital de Rumanía. Y se ha realizado con motivo del centenario de la unificación del país, que tuvo lugar en 1918.

Se trata de un conjunto de 44 fuentes independientes construidas a finales de la década de 1980. El sistema de fuentes cubre una distancia de 1,4 kilómetros alrededor del Palacio del Parlamento, el edificio administrativo más grande del mundo. 

De este modo, Ezarri ha revestido con gresite el mayor sistema de fuentes del mundo, que está en Bucarest. El sistema ofrece una coreografía de luz, color, agua y sonido en un espectáculo multimedia sin parangón en el mundo.

Mosaico gresite para 44 fuentes en Bucarest

El sistema de fuentes tiene unas dimensiones apabullantes. Las cifras que se manejaban para encarar el proyecto son las siguientes:

  • 10.200 metros cuadrados.

  • 44 fuentes independientes.

  • 1,4 kilómetros.

  • 4 meses de realización.

Es entonces cuando se recurrió a Ezarri, que ofrecía la mejor gama de gresite para una instalación única en sus dimensiones y que permitió completar el reto de terminar el proyecto en el plazo récord de cuatro meses.

Estas fuentes revestidas con gresite por Ezarri ofrecen una nueva perspectiva sobre la ciudad, en una coreografía multimedia que se ha convertido en el principal atractivo turístico. No en vano, atrae a miles de turistas durante el espectáculo.

Motivos heráldicos en gresite impreso de Ezarri

Además, Ezarri ha realizado con gresite impreso varios escudos pertenecientes a los Reyes de Rumanía. Son aquellos que participaron en la unificación del país. Se trata, en suma, de un conjunto que es un espectáculo multimedia único de noche. Pero que, durante el día resplandece con el mosaico con que Ezarri lo ha revestido.

Los escudos de la Casa de Rumanía realizados en impresión digital en gresite (Custom Printed Mosaic) por Ezarri se han dispuesto por parejas a lo largo del eje del bulevar. Escudos que ocupan más de cien metros cuadrados de superficie y al tratarse de unas fuentes rediseñadas para conmemorar el primer centenario de la unificación de Rumanía, no podían olvidar a la Casa Real.

 

 

Es aquí donde la impresión digital en gresite de Ezarri revela toda su potencia. No sólo por la calidad de la impresión. También por los colores y la alta definición conseguida. El gresite con estos motivos heráldicos dan completo sentido histórico al proyecto de las Fuentes de Bucarest.

Así, hace algo más de un año, se inauguraron las fuentes en la plaza Unirii, revestidas con gresite por Ezarri y ya han conseguido convertirse en un símbolo de la ciudad y en un polo de atracción turística de la capital rumana.

Compártelo