22 Mar 2018
Arquitectura

La fundamental elección de los materiales para fachadas

Ezarri responde a todas las premisas cuando nos planteamos la decoración de cualquier tipo de proyecto con unos materiales para fachadas con una versatilidad, elegancia y variedad de colores lo más amplia posible.

Además, el mosaico de Ezarri es respetuoso con el medio ambiente, por lo que cumple todos los requisitos para ser un material idóneo para cualquier proyecto.

Cómo se coloca el mosaico

El proceso de colocación del mosaico permite enumerar los materiales para fachadas pertinentes, algo fundamental para que el proyecto resulte completamente exitoso.

Para la colocación del mosaico, Ezarri recomienda la utilización de un adhesivo con características mínimas C2TE, par superficies de hormigón. Para otras superficies, es necesario consultar.

Se pueden encontrar tres opciones:

  1. Adhesivo Keraflex Blanco. Packaging: 25 kg. Rendimiento: 2,5 kg/m². Adhesivo cementoso mejorado. C2TE. Color blanco. Para soporte de hormigón.
  2. Adhesivo Keraflex Gris. Packaging: 25 kg. Rendimiento: 2,5 kg/m². Adhesivo cementoso mejorado. C2TE. Color Gris. Para soporte de hormigón.
  3. Adhesivo Superflex. Packaging: 8 kg. Rendimiento: 1,6 kg/m². Adhesivo bicomponente. R. Color blanco. Para soporte de poliester.

A continuación, hay que colocar los paneles de Ezarri con el sistema Jointpoint y aplicarlos sobre la superficie. Se trata de un sistema tecnológicamente muy avanzado, desarrollado únicamente por Ezarri y que garantiza una perfecta y homogénea instalación del mosaico.

Elige el tipo de juntas adecuado

El siguiente paso es la elección adecuada de la junta. En Ezarri recomendamos la utilización de juntas epóxicas tipo RG. La junta tiene dos tipos de funciones:

  1. Función estética: Realzan la belleza y las posibilidades estéticas del mosaico, sacando el máximo partido con la multitud de colores y efectos existentes.
  2. Función mecánica: Absorben las deformidades del soporte base impidiendo que se transmitan al revestimiento. Además, absorbe las dilataciones del propio mosaico debido a los cambios térmicos. Y permite la permeabilidad, es decir, la difusión del vapor de agua del interior al exterior, así como la impermeabilidad, evitar el paso del agua del exterior al interior.

Las juntas se clasifican según la norma europea EN UNE 13888, siguiendo la siguiente clasificación:

  • CG 1: Morteros de juntas cementosas normal.
  • CG 2: Morteros de juntas cementosas mejorados.
  • RG: Mortero de juntas de resinas reactivas. Su endurecimiento resulta de una reacción química. Normalmente son bicomponentes.

Ezarri recomienda la utilización de juntas epóxicas englobadas dentro del grupo RG: mortero de juntas de resinas reactivas. Las ventajas de las juntas epóxicas respecto de las cementosas son:

  • Alta resistencia a productos químicos.
  • Resistencia bacteriológica.
  • Elevada adherencia.
  • Muy buena resistencia a la humedad.
  • Sus dos únicas desventajas son el precio y su aplicación. Aunque desde el punto de vista de Ezarri las ventajas compensan ampliamente a sus desventajas.

El último paso de la fundamental elección de materiales para fachada es el que está relacionado con la limpieza de la junta y limpieza fin de obra. Al aplicarse una junta epóxica se crea una película de grasa sobre el mosaico por lo que es recomendable emplear un producto de limpieza específico. Y es aconsejable una limpieza final de obra con un detergente especifico tipo Litonet gel.

Compártelo