Rehabilitación del edificio SERPENTIN en Pantin (Paris)

Más de 20 000 m² de fachada revestida por Ezarri.

Especializados en la fabricación y distribución de mosaico de vidrio, Ezarri ha participado en la rehabilitación del edificio Serpentin en el barrio de Courtillières en Pantin, junto a Paris. Seleccionado entre una gran cantidad de revestimientos, Ezarri ha suministrado más de 20 000 m² de distintos mosaicos para generar un efecto de degradado de colores en este impresionante y emblemático edificio.

Se trata de una inmensa fachada de unos 2 km de longitud, cuya rehabilitación se ha organizado en distintas fases. Este año 2014 se estima que terminarán las obras de una rehabilitación que comenzó a proyectarse hace 14 años, dato que ayuda a comprender la magnitud del proyecto.

Historia

Este proyecto fue concebido por el célebre arquitecto Émile Aillaud en los años 50 en el barrio de Courtillières, en Pantin, para dar cabida a 630 pisos en dos edificios con una forma ondulada que rodean un parque de 4 hectáreas.

Es el segundo edificio más grande de Europa y está catalogado como “Patrimonio del siglo XX”.

En los años 80 se realizó la primera restauración: fueron retirados los balcones ya que la corrosión los había deteriorado profundamente y se realizó el aislamiento exterior del edificio.

Para finales del siglo XX, el deterioro general del inmueble era significativo, hasta tal punto que el propio ayuntamiento de la ciudad se involucra para renovar y mejorar las condiciones de vida de sus habitantes: se decide renovar completamente la fachada así como mejorar la circulación y la seguridad creando nuevos accesos al parque interior.

En el año 2000 el ayuntamiento junto con Oficina de la Vivienda Pública de Pantin comenzaron un proyecto de renovación que después de 14 años está llegando a su conclusión.

El gabinete de arquitectura RVA (Dominique Renaud y Philippe Vignaud Associados), tras ganar un concurso público, empezó los trabajos de rehabilitación junto con la empresa de construcción GTM Bâtiment. Todo el proyecto y las obras han estado siempre bajo la supervisión de Pantin Habitat y el ministerio de Cultura.

La rehabilitación tenía un objetivo claro: “reintroducir las condiciones favorables de alojamiento social, acondicionándolo a los modos de vida y las expectativas de sus habitantes, todo ello siendo respetuosos con la obra arquitectónica”. Con estas consideraciones, además de la profunda rehabilitación de la fachada, 5 módulos fueros demolidos para mejorar los accesos al parque interior, dando una nueva apariencia y vida al parque.